Saltar al contenido principal

Proyecto de Ley brinda solución para deudores afectados por crisis de 1999 y BNF en liquidación

Foto Asamblea Nacional

Quito, 14 de febrero de 2017.- El Gobierno Nacional ha propuesto el proyecto denominado “Ley Orgánica para la Restructuración de las deudas de la Banca Pública, Banca Cerrada y gestión del Sistema Financiero Nacional y Régimen de Valores”, el mismo que brinda una solución a los casos de pago para los deudores afectados por la crisis financiera del año 1999 y los deudores del Banco Nacional de Fomento en liquidación.

Dada la coyuntura económica que atravesó el país durante los años 2015 y 2016 (caída internacional de los precio del petróleo, apreciación del dólar, pago de contingentes legales a OXY y Chevrón, amenaza de erupción del volcán Cotopaxi y el terremoto del 16 de abril de 2016), aún existe un número importante de deudores que no pudieron acogerse a los beneficios de la Ley para el Cierre de la Crisis Bancaria, expedida en el 2014, o que habiéndose acogido a ellos, las circunstancias económicas no resultaron favorables ni previsibles para poder honrar sus pagos.  Además, es de vital importancia aclarar y proporcionar una senda positiva para los pequeños y medianos productores dedicados a las actividades agroproductivas y de pesca artesanal, quienes a su vez son deudores del Banco Nacional de Fomento en liquidación.

Ante estas realidades, se permitirá para el caso de los deudores de banca cerrada lo siguiente:

1.    Los deudores que se beneficiaron de la ley de la Banca Cerrada puedan retomar sus pagos por el monto recalculado de sus deudas, no por el monto original de las mismas.
2.    Se otorga un plazo de hasta 12 años para el pago de las deudas de origen hipotecario de hasta USD 150.000.
3.    Se suspende temporalmente los procesos coactivos.
4.    Condonación de las deudas de origen hipotecario de hasta US$ 150.000 cuando el deudor principal hubiere fallecido.

Para el caso de los deudores del Banco de Fomento en liquidación, el proyecto de ley permitirá:

1.    Condonar las costas, gastos, recargos, intereses e intereses de mora de las operaciones de crédito concedidas para el financiamiento de actividades agropecuarias y pesqueras artesanales, a personas naturales que mantienen obligaciones por hasta US$ 20.000, siempre que paguen al menos el 10% del saldo del capital y con un plazo de hasta 5 años para cancelarlo.
2.    Extinguir las operaciones de crédito vencidas que se hubieren generado por la venta de maquinaria agrícola efectuada por la misma entidad, mediante la entrega en dación en pago de dicha maquinaria.
3.    Reestructurar las deudas en las que se evidencie que existen incumplimientos de obligaciones imputables al sector financiero público. / Dirección de Comunicación MCPE