“Dejaremos una economía completamente estabilizada para el siguiente Gobierno”

Quito, 17 de enero de 2017.- A propósito de la Encuesta Nacional de Empleo y Desempleo (ENEMDU) presentada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), el Ministro Coordinador de Política Económica, Diego Martínez, planteó la necesidad de contextualizar las cifras de ese documento con el proceso de recuperación económica que actualmente atraviesa el país.

Recordó que los años 2015 y 2016 fueron difíciles en términos económicos, pues el Ecuador sufrió una repercusión directa producida por un shock externo sumamente fuerte que, en palabras del Secretario de Estado, no se había vivido desde hace 30 años.

“La economía está en una etapa de recuperación y los indicadores de empleo y pobreza nos muestran precisamente que en 2016 no aumentó el desempleo ni la pobreza”, sostuvo el principal de Política Económica, quien a la vez destacó las acertadas acciones del Gobierno Nacional.

Se registran dos trimestres continuos de crecimiento del PIB (segundo y tercer trimestre de 2016) lo cual significa que la economía ecuatoriana dejó atrás la etapa recesiva y empezó la etapa de recuperación.

El año 2016 cerró con la liquidez más alta desde que la economía ecuatoriana está dolarizada: 43% del PIB en liquidez agregada y depósitos por aproximadamente USD 28.700 millones en el sistema bancario.

“Nunca antes los bancos habían tenido tantos depósitos de sus clientes con una tasa de crecimiento anual de casi el 18%”, mencionó el economista Martínez, quien a su vez detalló que el volumen de crédito también está en aumento: “Si se compara diciembre de 2015 y diciembre de 2016, se registró un crecimiento superior al 70%”.

En cuanto a la recaudación tributaria, ésta mostró una tasa de crecimiento del 4% comparando el último trimestre de 2016, frente al último de 2015.

Debido al índice positivo que muestran estos indicadores, los mismos que claramente señalan una etapa de recuperación en la economía, el Ministerio de Finanzas ha informado incluso que el Estado está al día en lo referente a los pagos a proveedores privados y Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD).

Otro signo de recuperación es una Balanza Comercial positiva: USD 1.100 millones al mes de noviembre de 2016, comparada con una negativa de noviembre de 2015, lo cual ha permitido que hayan más dólares en la economía ecuatoriana.

En síntesis, 2016 cierra como un año financiero completamente solvente y con una red de seguridad financiera sólida.

“El objetivo se ha cumplido”, dijo el Ministro Coordinador, “el desempleo y la pobreza no aumentaron. No aumentó la pobreza por ingresos, ni la pobreza por NBI (Necesidades Básicas Insatisfechas), ni la pobreza multidimensional”.

Aquello es tan solo una muestra de cómo, a través de acciones responsables del Gobierno Nacional, se ha logrado estabilizar la economía y de que estamos ya en una etapa de recuperación. “Dejaremos una economía completamente estabilizada para el siguiente Gobierno”, puntualizó el economista Diego Martínez. / JMR – Ministerio Coordinador de Política Económica